4 de enero de 2013

2013 de color verde esperanza

Hay cosas que me ponen contenta. Coincidir en veredicto sobre el color del año con Pantone, aunque sea por casualidad, es una de ellas. Me persigue el color verde desde antes de Navidad. Allá por noviembre esta portada de Vogue, con un luminoso primer plano de Kate Moss adornado en verdes, y sus editoriales llenas de palabras de esperanza patria marcaron el inicio.
Revisé mis archivos y descubrí entre todas mis entradas y #PdE dedicadas al color que aún no había escrito ni una palabra sobre el verde que te quiero verde. ¡Así salieron algunos libros de la estantería para resolver asuntos pendientes! Cuanto más leo más confirmo que este color me gusta, que le debía una entrada y que bajo su simbología no podíamos estar a mejor amparo. Al principio pensé en una entrada de Navidad pero acabó por no parecerme suficiente. Merecemos quedar al menos un año bajo su cobijo, con su luz siempre.
Es el color de la naturaleza y, aunque nos empeñemos, de los más difíciles de imitar por su gran riqueza de matices. A los pigmentos verdes que esconden las plantas les debemos poder respirar. Es el color del equilibrio y símbolo universal de todas las esperanzas. Aunque técnicamente no es un color primario los expertos cromáticos no pueden negarle su puesto prioritario en las clasificaciones psicológicas del color. El verde es una mezcla de azul y amarillo, aunque para conseguir todas las gamas posibles hacen falta también el rojo y el blanco. Se conocen más de 100 tonos de verde. Si te gusta el verde lo identificarás con sus gamas más vivas: esmeralda, mar o mayo. Si no te gusta, como le ocurría a Kandinsky, tu verde será oscuro: botella, loden o militar. Parece difícil llegar a un acuerdo sobre cuál sería el "verde típico".
Es el color de la fertilidad y de la rana que al besarla se convierte en príncipe. Verde esmeralda es el jade, la piedra preciosa más codiciada en Oriente, las gafas Ray-Ban y el vidrio. Es conciencia medioambiental y culpable de algunos de los momentos más memorables de alfombras rojas y películas. Color favorito de Napoleón y Mahoma. Aunque tiene asociaciones negativas con el veneno, los dragones y la inmadurez te aviso de que podrías querer llevarlo hasta en los pies. O por lo menos yo, que no consigo descubrir de quién son estos zapatos que me persiguen en sueños. ¿Será su color? O simplemente qué son otros para una colección imaginaria que me devuelve con esperanza a los que ya habitan en mi armario.
Con Pantone a favor, o sin él, te deseo que empieces este año con buen pie. Elige un color pero, sobre todo, una actitud lejos de premoniciones, pronósticos y supersticiones. Camina con el color de las hadas. Avanza con el verde color esperanza. ¡Feliz 2013!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta me has convencido dejare de utilizar el negro y pintare mi armario de verdes. Para empezar mi viaje por este verde, ya mi color favorito, cuento con unos preciosos zapatos verdes. Pino

Anónimo dijo...

Y si tienes los ojos verdes, ¡ni te cuento!

Anónimo dijo...

¡Eso!

Anónimo dijo...

.... y es el color de la buen suerte!!

Marie dijo...

A mi me encanta este color, es el color de las cosas buenas: la naturaleza, la esperanza... asi que habrá que llenar nuestra vida de verde ;) un beso

Marie lived in London

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...