EL ESTILO QUE TE HACE FELIZ

De todas iguales a todas distintas

12 de febrero de 2016




Llevo más de 10 años vistiendo a mis hijas igual pero hace unos meses que eso ha cambiado de manera radical.

Cuando los cambios son grandes producen un efecto en cadena y terminan cambiando muchas cosas de tu vida. Los cambios piden más cambios, doy fe.

Seguimos con las fotos que hicimos en el patio antes de mi mudanza para contarte cómo he pasado de vestirlas a todas iguales a vestirlas a las cuatro distintas.


Abrigos amarillos para la lluvia

9 de febrero de 2016




Sé que desde que decidí que el amarillo fuera el color de este estilo feliz ya no podré escaparme de el. 

Tampoco quiero, pero no deja de sorprenderme mi relación con este color, con el que ahora ya todo el mundo me relaciona. Y la verdad es que cada vez que me lo encuentro en cualquiera de los rincones de mi vida me saca una sonrisa

Por otro lado, que hay que preparar los armarios antes de una mudanza es algo que aprendí después de nuestra primera experiencia en Munich. Recuerdo, de aquella vez, que me mudé con un montón de ropa que no me sirvió para nada.

Baby steps y volver a empezar

28 de enero de 2016




Si todavía cuentas los días hay tres opciones: aún no ha pasado suficiente tiempo, tienes prisa o  las dos cosas a las vez.

Es fácil querer correr. Siempre queremos correr

Llevo días recordando cómo eran los primeros pasos de mis hijos. Pero los primeros de verdad, los baby steps. Creo que es la imagen más parecida a los que damos nosotros ahora mismo. Atrevidos, valientes, inconscientes, vulnerables, pequeños...